Conoce más sobre los procesos Order-to-Cash (O2C) y sus beneficios

¿Qué es O2C? El procesos Order-to-Cash (O2C) se trata del ciclo o proceso comercial desde la realización de un pedido, hasta que se recibe […]

¿Qué es O2C?

El procesos Order-to-Cash (O2C) se trata del ciclo o proceso comercial desde la realización de un pedido, hasta que se recibe el pago y queda registrado. Es decir, es un proceso en el cual la organización recibe un pedido, lo gestiona con un seguimiento exhaustivo y finalmente, lo completa con el cierre de la venta (el pago).

Este proceso, antaño era manual, requería de un amplio equipo de recursos humanos, periodos de gestión prolongados y era más susceptible de errores. En la actualidad, las empresas automatizan su O2C, ya que el ciclo se completa en un 60% más rápido, disminuyendo las ineficiencias del flujo de efectivo. La reducción en el procesamiento del pedido también reduce los días de ventas pendientes (DSO), la cantidad promedio que emplea la empresa en cobrar el pago de una venta realizada.

El 51% de las empresas dedica una gran parte del tiempo al tratamiento de datos procedentes de los procesos O2C. Su rápida y efectiva gestión es esencial para la satisfacción del cliente y la alta rentabilidad del negocio.

Beneficios de la automatización de procesos Order-to-cash (O2C)

  • Aumenta la transparencia. Todas las tareas e informes se simplifican y monitorean en tiempo real. La organización conoce al momento en qué punto se encuentra un pedido.
  • Mejora la satisfacción del usuario. Un proceso comercial sin errores genera tranquilidad en el usuario, a la vez que se ahorra en tiempo, dinero, y recursos humanos o tecnológicos.
  • Elimina los cuellos de botella. La automatización permite gestionar rápidamente las duplicidades de datos o los formularios de datos incompletos, que, en el caso de una gestión manual, conllevaría un plazo de revisión más alto.

Según Boston Consulting Group, el uso de un software de automatización de O2C puede aumentar los ingresos entre un 1 % y un 3 % al año. La gestión de pagos es más rápida y permite a las empresas mantenerse un flujo de caja continuo.

To top